Principales desafíos de la educación a distancia

Principales desafíos de la educación a distancia
Tabla de contenidos

Como sabes, el e-learning ha abierto las puertas al conocimiento de forma remota.

Sin embargo, toda innovación viene acompañada de desafíos y obstáculos, y en el caso del elearning, que ha entrado a gran velocidad, más. Aún encontramos resistencia, barreras mentales, problemas técnicos y otras dificultades. Algunas venidas de la incapacidad de adaptación a ese cambio acelerado por la pandemia, y las demás por el propio desarrollo del e-learning.

En este post, te contamos cuáles son los desafíos de la educación a distancia más comunes y cómo mitigarlos con éxito.

¡Sigue leyendo!

Cuáles son los principales desafíos de la educación a distancia

Descubrir nuevas estrategias y oportunidades comienza con una comprensión profunda de los desafíos y amenazas actuales.

Gracias a ese conocimiento, los administradores podrán establecer prioridades de mejora e impulsar iniciativas con criterio. Asimismo, los docentes contarán con pautas que les ayudarán a repensar su labor al instruir e interactuar con los alumnos en el entorno virtual.

Desafíos de estudiar a distancia: los alumnos

Desafíos de estudiar a distancia: los alumnos

La idea de aprender solo frente a una pantalla es una barrera que muchos estudiantes pueden encontrar al plantearse hacer e-learning o al comenzar su experiencia.

¡Intentemos cambiar la situación!

Romper la barrera psicológica de aprender solo

Para quienes tienen dudas sobre el e-learning, podemos darles toda la información y el acercamiento necesarios para que comprueben que esta modalidad no resulta tan incómoda como imaginan y cambien su visión.

Nos referimos a explicarles las ventajas del e-learning, como lo flexible y cómodo que es, y todas las formas en que pueden comunicarse con otros y acceder a los materiales de estudio.

En cuanto a aquellos que están dando sus primeros pasos, tenemos la opción de ofrecerles las explicaciones pertinentes desde el principio. Y, por supuesto, proporcionarles contenido multiformato de calidad, más allá de los PDF y las videoconferencias tan comunes en las aulas virtuales durante la pandemia.

En definitiva, debemos acercar la información a los estudiantes para disipar sus dudas y preocupaciones. Y, naturalmente, cuidar la forma de presentar el contenido, hacer dinámicas y participativas las clases y mantener un contacto directo para eliminar cualquier percepción ‘anticuada’ que puedan tener.

Gestionar la formación en directo

Como hemos mencionado, aún persiste cierto recelo hacia el e-learning. Para hacerle frente, resulta efectivo implementar dinámicas que conquisten a los más escépticos.

Una de ellas consiste en ofrecer conferencias en directo a través de la plataforma de formación. Estas pueden ser charlas, clases magistrales o sesiones con invitados especiales que enriquezcan el contenido y sirvan de estímulo para mantenerse actualizados en las tareas del curso.

En resumen, se trata de demostrar que una plataforma elearning puede valer la pena para formarse online. Porque, como decíamos, impartir las lecciones en directo es solo un ejemplo de las muchas acciones que pueden efectuarse. De hecho, el abanico es enorme.

La autogestión del tiempo y la autodisciplina

Igualmente, los alumnos se enfrentan al desafío de gestionar su tiempo y mantener la disciplina al estudiar online. Deben aprender a planificar su tiempo, establecer prioridades y mantener la motivación para conseguir avanzar en sus estudios.

Entonces, ¿cómo guiarlos en el desarrollo de la autogestión y la autodisciplina?

En primer lugar, hay que darles información sobre el curso y las expectativas que tenemos de ellos, y luego orientarlos a establecer metas claras, realistas y a corto plazo.

Del mismo modo, hay que enseñarles a planificar sus horarios, a priorizar las tareas e invitarlos a estudiar en un lugar libre de distracciones que favorezca la concentración.

Tampoco podemos pasar por alto la retroalimentación, ya que proporcionar un apoyo sólido cuando encuentren dificultades y reconocer sus logros les ayudará a alcanzar sus objetivos.

Superar la falta de interacción para impulsar la motivación

En efecto, la falta de interacción puede mermar la motivación. Por tanto, sería bueno fomentar el desarrollo de habilidades de comunicación y enseñarles a desenvolverse en la plataforma de aprendizaje.

Las plataformas vienen equipadas con herramientas de comunicación, como foros y videoconferencias, así como espacios colaborativos, por lo que no hay excusas.

Si los profesores aprovechan al máximo estos instrumentos y se involucran activamente en la motivación de los estudiantes, no solo lograrán que el curso sea más atractivo para ellos, sino mantenerlos centrados en la formación.

Desafíos de la educación virtual: los docentes

Desafíos de la educación virtual: los docentes

Al margen de ocuparse de los retos de la educación a distancia que enfrentan sus alumnos, los profesores tienen otros problemas o cuestiones con las que deben lidiar en el contexto virtual.

La reticencia del profesor al online

Aunque esta situación ha evolucionado con la pandemia, todavía existen formadores a los que enseñar en línea les parece una labor adicional y compleja.

La plataforma de formación puede ser una gran aliada en este contexto, siempre y cuando lo ponga fácil y consiga que el profesor sea capaz de impartir sus clases sin complicaciones.

El necesario cambio de rol

Otro de los retos de la educación a distancia tiene que ver con la transformación del papel del profesor. Ya no debe ser simplemente un transmisor del conocimiento, sino un guía. Su función incluye orientar, fomentar la participación, hacer seguimiento y proporcionar retroalimentación individualizada para motivar y mantener a los estudiantes en el camino correcto.

También, la evaluación en línea cambia y para nada debe ser una réplica de la presencial. A pesar de que puede presentar cierta complejidad, abre la puerta a nuevos enfoques.

Así, en lugar de plantear una actividad a resolver sin más, lo que vendríamos proponiendo en el aula física, se podría invitar a los alumnos a crear un vídeo en equipo con sus explicaciones, animaciones y gráficos.

En este caso, la evaluación se centraría en la calidad de la explicación, la precisión de la solución y el resultado final de la producción en sí.

Ahora, en la era de la inteligencia artificial, disponemos de numerosas alternativas para mejorar la evaluación, como la creación de cuestionarios con IA más atractivos y la automatización de procesos de revisión. También es posible utilizar la IA para detectar plagio en los trabajos presentados.

Fomentar la participación y motivarlos

La falta de interacción física hace compleja la conexión entre los alumnos. Por eso, los docentes han de ser proactivos en la promoción de la participación y la comunicación.

Un punto a destacar es que el temor y la desconfianza pueden llevar a los estudiantes a mantener sus dudas en secreto o a intentar solucionarlas fuera de la plataforma. Pero para evitar que esto ocurra, siempre podemos crear una atmósfera cómoda y alentarlos a plantear sus inquietudes sin temor.

Algunas sugerencias pasan por proponer tareas grupales con objetivos que solo se alcancen si todos colaboran y promover la comunicación en los foros de discusión.

Adaptar el curso a la modalidad online

Uno de los mayores desafíos de la educación a distancia es adaptar el contenido y las estrategias de enseñanza al online. Lo que puede ser efectivo ‘en persona’ podría no funcionar en online, y ajustarlo implica tiempo y esfuerzo.

Pese a que son muchos los aspectos a considerar, en este video te damos las claves para transformar los contenidos de un curso presencial en online.

A su vez, hay que desarrollar nuevas formas de evaluación que sean efectivas en el contexto virtual. Exámenes, proyectos, actividades… todo tiene que estar adaptado a un escenario en el que se pueda supervisar y calificar de manera precisa.

Existen herramientas que garantizan la integridad de los procesos de evaluación en línea, como las soluciones de control biométrico de SMOWL que encuentras en plataformas como evolCampus. Estas son muy recomendadas para celebrar evaluaciones de un modo seguro, accesible y fácil, evitando el desplazamiento físico.

La IA: el nuevo reto de la educación a distancia

La inteligencia artificial se ha convertido en un canto de sirena para el alumno, pero al mismo tiempo representa una amenaza para el profesor. Además de sentir que el exceso de conocimiento podría eclipsar su autoridad, existe preocupación por la fiabilidad de los trabajos de los alumnos y su excesiva dependencia de estas herramientas.

Realmente, es un tema complicado y la percepción y aceptación de la IA dependerá de cada institución y de las políticas que se instauren respecto a su uso.

Aun así, la IA es parte de la cotidianidad, ha llegado para quedarse y tal vez lo mejor sería orientar y enseñar a los alumnos a interactuar con ella. Hacerles entender la importancia de un uso responsable y crítico, alertándoles de los problemas reales del copia y pega en sus trabajos, y enseñarles a cuestionar las fuentes, contribuiría a prepararlos para desenvolverse y aprovechar todo lo que está por venir, que al final será su futuro.

Claro que es más difícil saber si los alumnos aprenden de verdad o no. No obstante, realizar clases a modo de Flipped classroom, llevar a cabo exámenes orales, fomentar los debates, role-playing y usar otras metodologías, son vías con la que el docente puede verificar si han asimilado el conocimiento.

Formación y reciclaje continuo

La formación continua es crítica si pretendemos sacar partido a las posibilidades que tiene este tipo de educación. Pero esta capacitación no solo ha de venir motivada por las instituciones, sino que los mismos profesores deben estar dispuestos a invertir tiempo en su propio desarrollo profesional y en estar al día en tecnología.

Aparte, podría ser adecuado ofrecer formación en pedagogía en línea y herramientas educativas para fortalecer sus habilidades.

Retos de la educación en línea: los administradores

Retos de la educación en línea: los administradores

En este punto, nos centraremos en la plataforma, dado que cumplirá una función fundamental en el éxito o fracaso de la formación online.

Los administradores tienen la responsabilidad de garantizar un acceso fácil y sin inconvenientes a alumnos y profesores.

Un ejercicio básico es evaluar la experiencia de usuario y asegurarse de que la formación y la enseñanza se desarrollen de manera directa, sin necesidad de capacitar a nadie en su uso. En pocas palabras, los usuarios no han de enfrentar obstáculos tecnológicos, sino que deben ser productivos y ágiles desde el primer día.

Luego, de acuerdo a lo que dijimos, hay que invertir en la capacitación del personal docente en tecnología y habilidades digitales. Solo así podrán aprovechar todas las oportunidades disponibles y procurar la mejor formación posible.

Desafíos de la educación a distancia en la actualidad

Desafíos de la educación a distancia en la actualidad

Recientemente, hicimos un pódcast en el que tratamos los desafíos de la educación a distancia con Fernando Hípola, CEO de Data Recover. Con él repasamos las principales cuestiones y retos del mundo del e-learning, desde su experiencia con sus clientes hasta las tendencias y previsiones de futuro. Puedes echarle un vistazo aquí:

El e-learning ha demostrado que es posible otro tipo de formación, y en los próximos años su relevancia aumentará mucho más. Por lo tanto, es necesario tener claros cuáles son los principales retos y desafíos de la educación a distancia para que esta modalidad pueda seguir avanzando y desarrollándose sin contratiempos.

Comparte si crees que puede gustarle a alguien ¡Gracias! 😊

Facebook
Twitter
LinkedIn
0 0 votes
Article Rating
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

¡Ey!, esto también puede interesarte...

Comienza a impartir formación online con el mejor LMS

El sistema más sencillo con todo lo que necesitas

¿Ya tienes una cuenta demo? Accede desde aquí