Inteligencia artificial en educación virtual: ChatGPT

Inteligencia artificial en educación virtual: ChatGPT
Tabla de contenidos

La inteligencia artificial en educación ha demostrado ser efectiva tanto para los estudiantes como para los docentes. Sin embargo, aparecen herramientas como ChatGPT que despiertan escepticismo sobre su conveniencia.

En este post te contamos cómo está impactando la IA en el entorno educativo y si su uso es una ventaja o el desafío latente que apuntan muchas instituciones y medios de comunicación en todo el mundo.

¡Sigue leyendo para descubrirlo!

Inteligencia artificial y educación: el polémico ChatGPT

Inteligencia artificial y educación el polémico ChatGPT

¿Eres consciente de qué sucede cuando hablas con Siri o Alexa? ¿Y al consultar una ruta en Google Maps? ¿Y mientras usas Netflix o Spotify? ¿Estás al tanto de lo que pasa al poner en marcha la Roomba y cómo funciona para dejar la casa reluciente?

Pues Siri, al igual que todas estas tecnologías, emplea inteligencia artificial (IA), por lo que vienes utilizándola a diario desde hace años. Y ni tan mal, ¿verdad?

¿Qué está pasando ahora con la inteligencia artificial en educación, en concreto con el ChatGPT? ¿Es un superpoder o una amenaza para docentes y alumnos?

Veamos qué es y por qué la herramienta de inteligencia artificial de OpenAI está generando tanta controversia en el mundo educativo.

ChatGPT, ¿qué es?

ChatGPT es un chatbot (sistema de IA) que puede responder a preguntas y mantener conversaciones en formato de texto.

Es decir, se trata de una tecnología que usa un modelo de lenguaje artificial avanzado diseñado para actuar con humanos, por lo que es capaz de comprender y responder al lenguaje natural.

Así, efectúa tareas a la carta y vierte resultados según las especificaciones que hayamos planteado. O sea, podemos ordenarle textos, datos numéricos, listas, definiciones, canciones, poemas y todo cuanto se nos ocurra, con diferentes estilos de expresión escrita, tamaños, tonos u otras indicaciones. ¡Casi todo vale!

Para entenderlo mejor: un chatbot, ¿qué es y cómo funciona?

Un chatbot es un programa de ordenador diseñado para simular una conversación humana, bien sea por texto o voz.

Por un lado, están los típicos que estamos acostumbrados a ver en los negocios online, como los de soporte técnico o ayuda. Estos atienden a unas reglas y respuestas predefinidas y rígidas.

En otras palabras, a los chatbots referenciados, una vez les formulamos una consulta, nos muestran unas respuestas que previamente han sido introducidas por un programador para que actúen en función de lo que preguntemos.

Luego, hay otros tipos de chatbots basados en inteligencia artificial, como es el caso de ChatGPT, que comprenden y dan respuestas naturales a las preguntas planteadas por cualquier persona. Una ‘magia’ posible gracias a sus algoritmos de aprendizaje automático con el que entienden el lenguaje.

Cómo puede ayudar la inteligencia artificial en la educación?

¿Cómo puede ayudar la inteligencia artificial en la educación

A día de hoy, ChatGPT se ha convertido en el sueño hecho realidad del alumno y en el gran temor de muchos profesores online.

Algunos docentes encuentran una serie de peligros en el uso de la inteligencia artificial en la educación, en particular con este chatbot.

Por un lado, temen sentirse cuestionados por el conocimiento y respuesta inmediata del chatbot, que ‘todo lo sabe’. También, que los aprendices atesoren una información que pueda ser incorrecta, sin vacilar ni un segundo en su fiabilidad ni contrastarla.

Y, por otra parte, debido a la dependencia del alumno con la herramienta, pues es más fácil preguntarle a esta IA que navegar entre apuntes o a través de fuentes diversas de internet para encontrar el contenido de un trabajo.

Ahora bien, los partidarios de este tipo de inteligencia artificial en educación no ven tal amenaza sino un apoyo para el profesor y el estudiante.

Beneficios de la inteligencia artificial en la educación

Beneficios de la inteligencia artificial en la educación

De entrada, a fin de esclarecer los usos de la inteligencia artificial en la educación, vamos a remitirle el interrogante al propio ChatGPT.

EvolMind: ___ ¿Por qué usar ChatGPT? ¿Cuáles son las ventajas de la inteligencia artificial en la educación virtual?

ChatGPT:___ Hay varias razones para usar ChatGPT en la educación virtual:

En resumen, la inteligencia artificial en la educación virtual puede mejorar la eficiencia, la accesibilidad y la personalización del aprendizaje, lo que es crucial en un mundo cada vez más digital.

Fuente: “ChatGPT (OpenAI, 2021)”.

¿En qué forma ChatGPT puede ser útil para un profesor online?

¿En qué forma ChatGPT puede ser útil para un profesor online

Por supuesto, como el mismo chatbot dice, puede ayudar al docente a ser más ágil.

Primero, a la hora de generar los contenidos de clase. Es decir, para obtener propuestas de actividades y exámenes, bastaría con suministrar a la herramienta los datos y órdenes adecuadas. (Luego quedaría revisarlas y chequearlas con ojos de lince, lógicamente).

A su vez, de cara a aliviar las tutorías, ya que es capaz de solventar algunas dudas de los estudiantes rápidamente.

Respecto al análisis de los datos del aprendizaje y rendimiento de los alumnos, porque aporta información de sistemas o recursos disponibles para tal fin.

Incluso, te da ideas sobre cómo usar los datos que arroja tu plataforma elearning (sobre el desempeño) para hacer que se superen.

¿Cómo ayuda ChatGPT al estudiante virtual?

¿Cómo puede ayudar ChatGPT al estudiante virtual?

También resulta constructiva la IA en la educación del alumno virtual.

Precisamente, las derivadas de la liberación de la carga del trabajo del profesor que comentábamos. ChatGPT puede atender y dar respuesta a las variopintas preguntas de los aprendices para que sean capaces de entender conceptos, encontrar información útil o ejemplos precisos.

Adicionalmente, redirigirlos a fuentes o herramientas complementarias para crear o visualizar materiales de aprendizaje y ayudarlos, con ello, a comprender el temario.

Inteligencia artificial en educación… ¿Sí o no?

Inteligencia artificial en educación… ¿Sí o no?

Hagamos una reflexión.

En cada etapa de nuestra vida como estudiantes nos hemos apoyado en muchos instrumentos necesarios para aprender. Sin ir más lejos, la calculadora es y sigue siendo una pieza clave para las asignaturas de ciencias.

El alumno, más aún el virtual, usa el ordenador, los softwares de oficina, las aplicaciones de aprendizaje interactivas, tipo Kahoot o Quizlet.

También las herramientas de videoconferencia del estilo de Google Teams y otras como la famosa Duolingo. Todas, claros ejemplos de inteligencia artificial en la educación online actual.

Además, no solo a nivel programas, sino al dejarse auxiliar por los tutores virtuales de las plataformas de aprendizaje en línea o por las metodologías aplicadas en clase, como el M-learning o el Aprendizaje adaptativo.

Y ahora, en el momento más absoluto a nivel tecnológico de la inteligencia artificial en educación, ¿es acertado pedirles que den un paso atrás? ¿Tiene sentido apartar a los alumnos del contexto que les toca vivir?

Tal vez, una solución podría ser tener al (mal llamado) ‘enemigo’ cerca.

Es decir, exponerlos, invitarlos a participar de ChatGPT, concienciarlos para hacer un uso responsable y prepararlos para afrontar nuevas oportunidades.

Justo, una determinación que ya han tomado varias instituciones, aunque el tema siga un poco en el aire.

El éxito está subordinado al ‘buen uso’ de la inteligencia artificial en educación

Herramientas para comprobar plagio de ChatGPT

Cuestionar la veracidad del Chatbot

¿Recuerdas la pregunta que hicimos al chatbot sobre las ventajas de la inteligencia artificial en la educación virtual?

De nuevo, hemos continuado la conversación y esto es lo que nos cuenta:

EvolMind: ___ ¿Puedes facilitarme las fuentes de las que has extraído esa información?

ChatGPT:___ Lo siento, como modelo de lenguaje AI de OpenAI, no tengo acceso a referencias específicas para la información que proporciono. Mi conocimiento se basa en millones de documentos en internet y otros textos que he sido entrenado para analizar y comprender. Sin embargo, si está interesado en investigar más sobre el uso de la inteligencia artificial en la educación virtual, le recomiendo que haga búsquedas en línea y consulte artículos y estudios relevantes.

Fuente: “ChatGPT (OpenAI, 2021)”.

En definitiva, este chatbot proporciona datos, pero no las fuentes para poder contrastarlas. Más adelante, tocamos este tema, porque educar al alumno en este aspecto, debería de ser una tarea prioritaria.

Averiguar si el alumno copia realmente

A velocidad vertiginosa están aflorando herramientas como GPT-2 Output Detector Demo de OpenAI, y popularizándose alternativas como Writer.com o GPTZero para detectar rápidamente los textos generados con ChatGPT.

Desde luego, soluciones muy buenas al efecto.

Pero sucede que hemos pegado literalmente el mismo diálogo sobre las ventajas de la inteligencia artificial en la educación virtual en GPT-2 Output Detector y su predicción ha sido un 99.98 % real.

Lo mismo, con Writer.com, que nos devuelve un “Parece bueno” y, finalmente, con GPTzero que nos afirma un “Es probable que su texto sea escrito completamente por un humano”.

En esta ocasión, hay un fallo de predicción unánime. ¿Y entonces?

La sinergia de la inteligencia artificial en educación y la humana

… Entonces tú.

Puede que una de tus funciones como profesor elearning tenga que ser la de enseñar a los alumnos a usar sistemas como ChatGPT (que es, por cierto, el que ya están empleando, por mucho que prohíban los móviles o su uso en la plataforma).

Quizás, si les descubrieras los pros y contras, los problemas reales del plagio de sus trabajos, la importancia de poner en entredicho las fuentes y a valerse de la herramienta ‘con altura’, contribuirías al desarrollo de un pensamiento y actitud críticos.

Aparte, si propusieras las clases a modo de Flipped classroom, por ejemplo, la fuente de la que extrajesen sus contenidos pasaría a un segundo plano. De este modo, tendrían que adoptar tu rol y explicar la lección al resto de compañeros, algo que te proporcionará constancia de la veracidad y entendimiento de la materia.

A decir verdad, hay muchas metodologías y estrategias a usar en clases virtuales para asegurarte de que los estudiantes comprenden lo que han aprendido y no se han limitado a copiar y pegar.

Entre ellas, hacer exámenes y exposiciones orales, role-playing, foros de debate o tareas prácticas en vivo, individuales o en grupo, para corroborar que han asimilado el tema de estudio. O celebrar los exámenes con instrumentos que garanticen la identidad de los usuarios y detecten comportamientos sospechosos, como el copia y pega. Un ejemplo es Smowl.

Apuntes finales

Apuntes finales

La inteligencia artificial en educación, sí o no, dependerá de cada institución y de las políticas que se instauren respecto a su uso.

Por lo pronto, a pesar de que desde OpenAI, siguen estudiando y planteando medidas, como el estampado de una marca de agua y detectores de textos generados con la herramienta, hasta la fecha nada impide a un estudiante usarla cuando le plazca.

En cualquier caso, las aplicaciones de la inteligencia artificial en la educación similares a OpenAI seguirán surgiendo. Es más, ya vemos como cada día crece el catálogo.

En adelante, nuestra visión y manera de comportarnos con la IA irá cambiando, ya que es indiscutible su valor. Eso sí, siempre y cuando aprendamos a lidiar con ella, consideremos sus riesgos y limitaciones y enseñemos a manejar las herramientas de manera inteligente.

Comparte si crees que puede gustarle a alguien ¡Gracias! 😊

¡Ey!, esto también puede interesarte...

Ventajas del PDF en e-learning

Más seguro, práctico y con buena presentación. Estas son algunas de las ventajas del PDF en la formación online que te detallamos en este post. ¡Descúbrelas!

Comienza a impartir formación online con el mejor LMS

El sistema más sencillo con todo lo que necesitas

¿Ya tienes una cuenta demo? Accede desde aquí