M-learning: qué es, por qué hacerlo y cómo

M-learning qué es, por qué hacerlo y cómo
Tabla de contenidos

Aprendizaje móvil dentro y fuera de clase

Aprendizaje móvil dentro y fuera de clase

Como sabes, el teléfono móvil es un accesorio primordial en nuestras vidas. De hecho, lo usamos para llamar, navegar, escuchar música, leer e-books, ver series, curiosear las redes sociales, hacer compras… ¡para todo!

Entonces, si vamos por la vida con un ojo aquí y otro en el móvil, no es sorprendente que cada día surjan nuevas maneras de utilizar la tecnología en el ámbito educativo.

Un ejemplo de esto es el m-learning, que permite a los alumnos aprender mediante los dispositivos móviles (smartphones, tabletas u otros con conectividad inalámbrica).

La grandeza del m-learning es que pone el aprendizaje al alcance de los estudiantes cuando no se encuentran en una ubicación concreta. Es decir, mientras están ‘móvil en mano’ y sin las consiguientes limitaciones de tiempo y espacio.

M-learning, una rama de la metodología e-learning con matices

Si el e-learning usa la tecnología para facilitar el aprendizaje a través de internet, el m-learning es una forma específica que se apoya, únicamente, en el dispositivo móvil.

Es decir, el e-learning incluye esta forma de aprender y consumir la formación.

Por si te quedan dudas, el e-learning:

En cambio, m-learning:

En definitiva, el aprendizaje móvil en ningún caso sustituye al e-learning.

Además, hay que tener presente que los estudiantes no usan el móvil para recibir un aprendizaje continuado, sino que acceden a ‘a ratos’. Esto hace que el aprendizaje móvil sea muy aconsejable como fórmula de apoyo al e-learning.

M-learning: ventajas y desventajas de introducirlo en el aula

M-learning en educación

Ventajas del m-learning en la educación

En primer lugar, son muchas las ventajas de convertir el móvil en tu aliado.

Sin ir más lejos, por razones tan simples como las siguientes:

Fácil acceso y flexibilidad

Para empezar, el alumno aprende cuando y donde quiere. Tan solo necesita un dispositivo móvil con conexión a Internet.

Desarrollo de destrezas digitales

Aparte, los estudiantes, al aprender a moverse entre buscadores, fuentes fiables y apps de estudio diversas, amplían sus competencias.

Aprendizaje colaborativo

A su vez, por tratarse de dispositivos conectados, la interacción es inmediata entre tutor y aprendiz y entre los diferentes alumnos.

Experiencias gratificantes y cómodas

Por otra parte, el contenido puede consumirse en pequeñas cantidades, sin requerir de sesiones largas ni estar localizado en un espacio físico concreto.

Motivación y participación

El m-learning es una forma de aprender divertida, pues pone al alcance del alumnado juegos y aplicaciones educativas que pueden hacer más alentadora la tarea de asimilar conceptos.

Diálogo y respuesta inmediata

Igualmente, los estudiantes mantienen un contacto continuo con el docente, lo que les permite resolver cualquier duda al instante. Los chats o foros facilitan esa comunicación entre todas las partes.

Seguimiento en vivo de actividades

Del mismo modo, tener el curso disponible en el móvil hace posible que los alumnos estén al día de todo lo que ocurre (acontecimiento, tarea, trabajo, calendario…).

Oportunidades para generar contenido

Como profesor, cuentas con acceso a multitud de información en infinitos formatos y a herramientas que te ayudarán con la realización de proyectos, tareas grupales…

Ahorro de tiempo y recursos

Esto es, los alumnos consumen los contenidos de forma autónoma y eficiente, sin necesidad de desplazamientos, dietas o un profesor que intervenga.

Posibilidades para evaluar e implantar mejoras

Las opiniones de los alumnos ayudan a determinar la efectividad del curso y a idear contenidos futuros con las correcciones precisas.

Gamificación

Los dispositivos móviles son una plataforma extraordinaria para ofrecer a los alumnos un entorno educativo más amigable.

Cada vez son más los cursos mobile learning que apuestan por la introducción de juegos y aplicaciones con contenido.

Desventajas, aunque mínimas

Desventajas, aunque mínimas

¿Qué crees que ocurrirá si tus alumnos reciben un WhatsApp o alguna notificación desde otra app? ¿Dejarán de lado el estudio para centrarse en el nuevo entretenimiento?

¡Casi seguro! El móvil trae consigo un alto nivel de distracción.

Por esta razón, debes enseñar a tus alumnos a participar de él, resolver sus dudas y hacerlos conocedores del uso conveniente y responsable de la tecnología.

Asimismo, el mlearning presenta otros inconvenientes:

Visualización de contenidos en dimensiones reducidas

Al tratarse de pantallas más pequeñas, la lectura entraña cierta dificultad y no resulta del todo agradable.

Falta de adaptación del material didáctico

Este nuevo entorno exige el reajuste de los contenidos al formato digital.

Por suerte, hay muchas posibilidades para acomodarlos.

Incremento de la curva de aprendizaje

Específicamente, en aquellos que no están familiarizados con las tecnologías. Aunque el ritmo y avance será más rápido una vez adquieran cierto conocimiento.

Consumo de espacio, falta de wifi o programas maliciosos

En este sentido, las descargas de apps o PDF ocupan espacio en el smartphone y pueden surgir amenazas por almacenar información delicada.

Consejos para poner en marcha el m-learning

M-learning

Sabiendo ya que el uso del móvil puede tener un gran impacto en la educación de tus estudiantes. ¿Por qué no adoptar el m-learning ya?

Para implementar el aprendizaje electrónico móvil necesitas tener en cuenta a tus estudiantes, sus preferencias y tus fines formativos.

En consecuencia, realiza una buena planificación investigando en profundidad estos parámetros:

Antes que nada, analiza si es compatible el mlearning con la meta que te propones con tu curso.

En todo momento tiene que aportar ventajas.

Conoce quiénes son y habla con ellos. Examina la edad promedio, su habilidad con la tecnología, el tiempo que dedican a usar el móvil…

¿Cuentan con la tecnología móvil adecuada para acceder a tus contenidos?

Asegúrate de que tu material marida con sus dispositivos y que estos contarán con conexión wifi.

Reduce tus contenidos a píldoras o unidades de aprendizaje que puedan consumirse en periodos cortos.

Más aún, prepara material que capte su interés y que tus alumnos no abandonen por otras distracciones.

Finalmente, es importantísimo que realices un seguimiento de la experiencia.

Por este motivo, acompáñate de herramientas que te permitan confirmar que cumples con tu propósito (encuestas de satisfacción, instrumentos de evaluación…).

M-learning: ejemplos para innovar en el aula

Usos para favorecer la actividad educativa

Existe una gama muy amplia de posibilidades para aplicar el aprendizaje móvil dentro y fuera del aula.

Aquí tienes algunas:

Apps para atraer la diversión a tus clases

Adicionalmente, conviene que conozcas las mejores aplicaciones de m-learning e incorpores alguna de ellas en tu día a día.

Estas son geniales para cualquier temática y nivel de dificultad:

Quizlet

Quizlet es un claro ejemplo de página web y app de mobile learning.

La herramienta proporciona desde tarjetas o fichas educativas hasta juegos gratuitos para ayudar a los alumnos a aprender con facilidad.

Solo necesitas personalizar un contenido para reforzar los conceptos aprendidos en clase.

Kahoot

Kahoot es una plataforma de aprendizaje para crear, compartir y jugar en el aula, en el trabajo o en casa.

Puedes organizar juegos en vivo mediante videoconferencias o celebrar concursos tipo trivial para que tus alumnos adivinen.

Con Kahoot es posible evaluar el progreso del aprendizaje y saber qué opinan sobre ciertos temas.

TED

Ted es una app que permite explorar una biblioteca de videos con subtítulos en más de 100 idiomas.

Además, puedes escuchar los episodios de cualquier pódcast en TED Audio Collective y descargarlos para reproducirlos sin conexión.

También cuenta con una función para descubrir contenidos.

Sobre el contenido responsive en e-learning y el m-learning

Sobre el contenido responsive en e-learning y el m-learning

Para terminar, queríamos dedicar unas breves líneas al responsive e-learning, pues está estrechamente relacionado con el m-learning.

En particular, ambos comparten el objetivo de proporcionar una experiencia de aprendizaje flexible y conveniente.

De un lado, el m-learning permite a los estudiantes acceder a los cursos desde el móvil.
Y, de otro, el responsive se asegura de que estos se ofrezcan de forma inteligente.

Ya sabes que los cursos virtuales no son consumidos únicamente a través del ordenador. Es más, hoy en día los estudiantes acceden desde cualquier dispositivo para llevar a cabo su formación, independientemente de su forma o tamaño.

Por tanto, llega el momento de plantearse la duda principal: ¿están tus cursos perfectamente adaptados a las necesidades multidispositivo de tus alumnos?

Aunque de primeras puede parecer un aspecto un poco intimidatorio, lo cierto es que reordenar automáticamente los contenidos del curso al tamaño de las diferentes pantallas no es tan difícil.

¿Por qué es necesario el contenido responsive?

Como decíamos, cada vez son más las personas que optan por realizar cursos online a través de sus dispositivos móviles.

Visto desde esta perspectiva, suministrar el contenido en todos los formatos posibles es una manera de otorgar libertad. La idea es que el alumno pueda elegir cuándo y cómo quiere aprender.

¿Cómo empezar a diseñar contenido responsive?

A pesar de existir una serie de decisiones estratégicas que deben ser tomadas por un experto, podemos destacar unos puntos básicos.

El menú de navegación

Sin duda, el primer aspecto a tener en cuenta para mantener bien organizado el cotarro es el menú de navegación.

Por nada del mundo obligues a los alumnos a derrochar tiempo tratando de buscar algo que debería estar a la vista. Trata de desarrollar uno que sea tan sencillo como conciso.

Las interacciones

Tal y como hemos comentado anteriormente, el móvil se postula como el dispositivo principal para realizar un curso online. Considera aspectos como el clic derecho en el teclado o las descargas complejas debido a la velocidad de Internet.

Al igual que con el menú de navegación, la simplicidad dará como resultado una mejor experiencia de usuario. ¡A veces menos es más!

Los dispositivos

Antes de lanzarte a la piscina de cabeza, imagina o prueba cómo se distribuirán los elementos de tus cursos en una pantalla más pequeña.
Presta atención al texto, las imágenes, las interacciones…
Siguiendo estos consejos les permitirás identificar qué información es más relevante dentro del curso.

En pocas palabras

El m-learning en pocas palabras

En resumen, podemos entender el m-learning como un apoyo para el e-learning, pues puede mejorar la eficacia y eficiencia del aprendizaje en el aula virtual y proporcionar a estudiantes y profesores una experiencia más flexible y personalizada.

Pero el éxito del mobile learning está supeditado a una infraestructura apta para el aprendizaje online y móvil.

Es decir, la plataforma e-learning tiene que ser accesible, intuitiva, compatible con todos los dispositivos y rica en herramientas que maximicen la colaboración e interacción entre estudiantes y docentes.

Recuerda que el proceso educativo no tiene límites, así que ayuda a tus alumnos y consigue un curso atractivo con las oportunidades que brinda el uso del móvil.

Comparte si crees que puede gustarle a alguien ¡Gracias! 😊

¡Ey!, esto también puede interesarte...

Comienza a impartir formación online con el mejor LMS

El sistema más sencillo con todo lo que necesitas