Flipped classroom: qué es la metodología de aula invertida

Flipped classroom: qué es la metodología de aula invertida
Tabla de contenidos

Una de las prácticas que ha dado mucho de qué hablar durante estos años son las Flipped classroom o Aulas invertidas.

Y no es para menos, ya que se trata de una metodología con un enfoque muy abierto que altera el modo y ritmo habitual de la clase, para convertirla en otra más activa y completamente diferente.

A lo largo de este artículo, desarrollaremos el concepto para que conozcas en profundidad qué es Flipped classroom y la relación que guarda con el Aprendizaje invertido o Flipped learning.

Asimismo te desvelaremos las claves para implementarlo con éxito en las clases virtuales y algunos ejemplos de cómo hacerlo.

¡Sigue leyendo!

Qué es Flipped Classroom o Aula invertida

Qué es Flipped Classroom o Aula invertida

“En casa se aprende la lección y en clase se hacen las tareas”.

De entrada, esta afirmación parece resumir qué es un Aula invertida en pocas palabras.

Extendiéndonos algo más, podríamos decir que una Flipped classroom consiste en proporcionar a los alumnos videos y otros recursos adicionales para que estudien fuera de clase, y destinar las horas en ella a poner en práctica lo aprendido.

En concreto, para desarrollar actividades, dinámicas o aclarar dudas ‘en vivo’, entre otras.

¡Nada que ver con el modelo de enseñanza convencional!

Si bien con el patrón tradicional el tiempo en el aula se aprovechaba para explicar las lecciones y luego se marcaban tareas para completar desde casa, con la Clase invertida o Flipped classroom sucede justo al revés.

Ahora, el contenido teórico es el que se entrega para casa, mientras que las tareas son las que se hacen en clase.

Así pues, se trata de una modalidad de aprendizaje semipresencial o mixto, lo que se conoce como Blended Learning, que pretende utilizar los dos tipos de enseñanza, la que es a distancia y la presencial.

Pero atiende a esta cuestión.

¿Estás llevando a cabo la metodología de aula invertida por la simple razón de dejar la teoría para casa y dedicar el tiempo en clase a otra cosa?

En efecto. Tal como recoge el método Flipped, al alumno se le suministran una serie de contenidos teóricos para que, una vez adquiridos, pueda practicarlos en clase.

Aunque esto no implica que, necesariamente, estés haciendo Aprendizaje invertido o Flipped learning.

Entonces, ¿dónde está el matiz entre método y Aprendizaje invertido?

Simplemente, en el hecho de que el alumno participe en la actividad Flipped y, por tanto, aprenda la lección y pueda implicarse en clase.

De lo contrario, no se hallará en condiciones de seguirla ni de hacer los ejercicios propuestos. En definitiva, estará perdidísimo.

Claves para llevar a cabo las Aulas invertidas

Claves para llevar a cabo las Aulas invertidas

Intercambiar el orden ‘tradicional’ de la clase

Como comentábamos, normalmente, primero se aprendía la teoría y, posteriormente, se pasaba a la práctica.

En consecuencia, no siempre daba tiempo a poner a prueba lo estudiado en clase y muchos alumnos acababan por encontrarse en la tesitura de no saber cómo aplicar la teoría a las cuestiones operativas.

Sin embargo, al invertir ambas secciones, se pretende que el alumno reciba las explicaciones en casa (mediante recursos audiovisuales, por ejemplo) y entrene lo estudiado en clase.

Informar los objetivos de la tarea

Entrando en materia, es importantísimo que el alumno sea conocedor de la fecha de la sesión de Flipped classroom, así como del propósito de las actividades y del tiempo que dispone para efectuarlas.

Además, será crucial que entienda qué debe hacer con cada uno de los materiales facilitados.

Seleccionar los recursos

A día de hoy, la mayoría de los docentes hacen Clase invertida, valiéndose únicamente de contenidos en formato vídeo.

¡Nadie ha dicho que tenga que ser estrictamente así!

Afortunadamente, puedes crear un catálogo de contenidos que vaya mucho más allá de ofrecer conferencias grabadas.

Básicamente, hablamos de introducir pódcast, presentaciones, lecturas y cuanto se te ocurra.

Definir los instrumentos o herramientas

Con toda seguridad, la experiencia de los alumnos en clase será mucho más positiva si no solo invierten su tiempo en escuchar el contenido teórico.

No obstante, también va a influir sobremanera la ayuda que encuentren cuando estén fuera de ella.

Por este motivo, prevé el canal por el que quieres que los alumnos resuelvan sus dudas mientras estén estudiando el contenido teórico (chat, correo electrónico, videoconferencia, etc.).

Recuerda que el profesor online, aparte de ser ese facilitador del conocimiento, debe actuar como guía para garantizar el aprendizaje.

Consiguientemente, resuelve los problemas o atascos que puedan surgir en cualquier momento de la instrucción, y personaliza la clase y el alcance de la materia a cada alumno en particular (prestando especial atención a aquellos que van a destiempo).

Potenciar el papel activo del alumno

Sin perjuicio de conseguir que el aprendiz pase de ‘escuchar’ a ‘hacer’ y consiga un aprendizaje más significativo, hay que fomentar la participación del mismo en todas las cuestiones que atañen a su educación.

En este sentido, trata de poner en contacto a los estudiantes unos con otros y anímalos a crear grupos de debate y trabajo para lograr objetivos comunes.

Evaluar el conocimiento adquirido

Finalmente, debes cerciorarte de que el aprendizaje, como tal, haya ocurrido y, por supuesto, buscar que lo estudiado no se olvide una vez termine la evaluación.

Al respecto, puedes evaluarlos sirviéndote de test, actividades de debate o usar mapas conceptuales para verificar que los conceptos han quedado claros.

Con todas estas pautas conseguirás que tu experiencia y la de los alumnos sea satisfactoria e, incluso, memorable.

Ventajas de la metodología de Aulas invertidas

Conviene subrayar que las Flipped Classroom suman grandes beneficios a docentes y alumnos.

¡Echa un vistazo!

Ventajas Flipped classroom para el profesor

Ventajas Flipped classroom para el profesor

Ventajas para los verdaderos protagonistas del aprendizaje: los alumnos

Ventajas del Flipped Classroom para los alumnos

Flipped Classroom ¿desventajas?

Flipped Classroom ¿desventajas?

A pesar de que son más los beneficios de aplicar esta metodología, hay una serie de desventajas que debes conocer.

En ningún momento damos por sentado que no puedan solventarse con algo de esfuerzo. No es algo fácil, pero tampoco imposible.

Las destacables son las siguientes:

No cabe duda de que organizar por primera vez una sesión de Flipped Classroom supone una gran tarea para el profesor.

Desde luego, recabar, construir el material y preparar la clase requiere de mucha dedicación.

Ahora bien, son horas de trabajo que a la larga se ven recompensadas, pues el esfuerzo destinado a preparar esta primera actividad no es el mismo que tendrás que dedicar a las siguientes.

Sin ir más lejos, puedes reutilizar tus contenidos.

Por último, una cosa más sobre la tecnología.

Cuando hablamos de esta, no solo nos referimos al hándicap de no contar con conocimientos informáticos o buenos recursos tecnológicos para elaborar los materiales.

Si la tecnología e-learning que emplees, esto es, la plataforma elearning, no es la adecuada, tendrás un gran problema para valerte de esta metodología.

Cómo adaptar el Flipped Classroom a la formación online

Cómo adaptar el Flipped Classroom a la formación online

En la formación a distancia, toda la actividad transcurre en diferentes escenarios:

Por encima de todo, en la plataforma elearning y, como es lógico, en el ordenador, tableta o móvil del alumno. Inclusive, en ambientes exteriores.

A su vez, un Aula invertida virtual se desarrolla en dos fases:

La teoría, en casa

En parte, la teoría se estudia en casa de manera asincrónica. 

Es decir, el alumno la estudia en el horario que le conviene.

Y ese tiempo ‘a solas con el temario’ también incluye horas de tutorías o consultas para solventar dudas por mail o videollamada.

A propósito, para poder trasladar el material teórico, en el formato que consideres conveniente (audio, video, PDF, imágenes), tienes que contar con los recursos adecuados para crear y cargar ese contenido.

Ya sabes que para que se produzca el aprendizaje, el alumno debe estudiar lo entregado porque, de no ser así, no se enterará de nada.

A este respecto, hay plataformas elearning que permiten hacer un seguimiento estrecho. Así, puedes saber quién ha interactuado con el material y el tiempo empleado por cada uno de ellos, dato interesante para conocer en qué momentos se encuentran y bajo que ritmos funcionan.

Las tareas, en clase

Por otra parte, las tareas se desempeñan, junto al profesor, de forma síncrona.

Con miras a desarrollar con acierto esta fase, con anterioridad debes haber creado y subido todo tipo de actividades.

Luego, solo queda pasar a la acción haciendo ejercicios, videoconferencias o debates.

Al margen de estas dos fases, tienes que ser capaz de plantear y controlar la evaluación de los estudiantes para constatar que se produce ese aprendizaje.

Flipped classroom: ejemplos

Ejemplos de Aulas invertidas

Precisamente, en el apartado anterior te hemos dejado un resumen de cómo desarrollar una Flipped Classroom en cada fase, centrándonos en qué debes ofrecer en casa y en clase.

Teniendo en cuenta los distintos momentos, podrías basarte en estas ideas que encontrarás a continuación.

Antes de la clase virtual: marcar la tarea de casa

Es decir, introduce lecturas, videos, audios y todo el contenido teórico que, a posteriori, quieras trabajar en clase.

No olvides dar las orientaciones precisas que ya hemos comentado.

Durante la clase virtual: hacer la tarea

Estos son los tipos de Aulas invertidas que puedes hacer:

Entre tanto, ofrecerles feedback para que comprendan si van bien o mal encaminados y prestar un poco más de atención a aquellos que la puedan necesitar.

Tras la clase: reforzar lo aprendido

Después de la clase sería estupendo que marcaras algunos trabajos para que ellos mismos comprueben que han asimilado el temario.

Comparte si crees que puede gustarle a alguien ¡Gracias! 😊

¡Ey!, esto también puede interesarte...

Claves para vender cursos online

Para vender cursos online debes considerar la plataforma, la comercialización, los contenidos y todo cuanto rodea al nuevo negocio. ¡Descúbrelo en esta guía!

Comienza a impartir formación online con el mejor LMS

El sistema más sencillo con todo lo que necesitas