Las 7 funciones principales de un profesor en la formación elearning

Tabla de contenidos

En la formación online, todos hemos escuchado diferentes formas de llamar a los docentes según el rol que desempeñan: tutor, orientador, facilitador, mentor, dinamizador, coordinador y es que sus tareas pueden ser muy variadas. A continuación, te explicamos cuáles son las principales funciones de estos docentes, siempre dentro del marco de la formación e-learning.  

Las 7 funciones principales de un profesor en la formación elearning 1) GUIAR AL ALUMNO: para algunos alumnos será la primera formación online que realicen. Asegúrate de guiarles de principio a fin para que vean las ventajas y facilidades de esta modalidad de aprendizaje. Indícales los pasos, desde cómo utilizar y acceder a las herramientas, hasta como organizarse para llegar con éxito hasta la evaluación del curso.

2) FACILITAR EL APRENDIZAJE: la función clave común a todos estos docentes es el esfuerzo que deben hacer por innovar en sus metodologías de enseñanza, no cayendo en la imitación de lo que se ha hecho previamente en un aula presencial.  Ser un experto en tu materia ya no es suficiente. Hay que saber cómo trasladar tu conocimiento y experiencia de diferente manera en el aula presencial y en el formato online. Así, para la formación e-learning, los docentes deberán aprovechar las herramientas existentes para hacer los cursos más dinámicos, fomentando así el uso de diferentes recursos y actividades: de lectura, audiovisuales, gamificación, u otros ejercicios prácticos que ayuden a mantener el interés e incentiven el autoaprendizaje.

3) MOTIVAR: como formador e-learning, deberás reforzar la parte emocional del aprendizaje con el objetivo de que los alumnos mantengan el interés y una buena actitud frente el aprendizaje desde el principio hasta el final del curso. Para ello, recomendamos, por ejemplo, que traslades a tus alumnos unos objetivos claros del curso y una agenda con los tiempos de entrega. No olvides también proporcionar un feedback que les sirva como aprendizaje y apoyo, lo cual servirá para que se sientan acompañados durante el aprendizaje en solitario, algo que suele provocar el abandono de parte del alumnado. Es importante también respetar sus ritmos de aprendizaje para que sientan uno de los principales beneficios de la formación online, la flexibilidad.

4) DINAMIZAR: según la duración del curso, la dinamización será clave para el éxito y satisfacción de los alumnos. Genera una conversación directa con tus alumnos para resolver sus dudas o proporcionar feedback en un entorno de confianza. Al comienzo del curso es un buen momento para informales de las vías de comunicación que tienen para ponerse en contacto contigo. Las opciones más comunes son herramientas como el chat o la videoconferencia para las tutorías individuales.

5) MODERAR: igual que es necesario fomentar la participación, también lo es moderar todas esas conversaciones que se generen en debates grupales y foros para aprovechar el aprendizaje colaborativo entre alumnos. Crea un ambiente de debate que lleve a la reflexión y a compartir ideas de modo que los alumnos se sientan involucrados en su proceso de aprendizaje. No te olvides de mantenerlo siempre como un espacio de respeto y escucha sin juicios, para que todos se sientan libres de expresar su opinión. Introduce nuevos conceptos, anima a la discusión y da feedback de las intervenciones para reforzar la participación.

6) HACER SEGUIMIENTO del progreso de los alumnos dentro de un entorno de flexibilidad, cercanía y respeto teniendo en cuanta las diferencias individuales: participación en foros, contenido realizado, tiempos de conexión, número de accesos… Asegúrate de contactar también a nivel individual para informar del progreso, motivar y asegurar la finalización del curso online.

7) EVALUAR a los alumnos siguiendo los criterios anunciados previamente en cada una de las unidades del temario. Corregir y aportar comentarios según la actividad realizada por los alumnos será esencial para su motivación y como forma de confirmar si los conocimientos han sido o no adquiridos correctamente.

En resumen, el docente de una formación e-learning se encargará de organizar la agenda, compartir sus conocimientos, crear un ambiente estimulante para que participe el alumno, hacer seguimiento, solventar dudas, y evaluar. Todas estas tareas que pueden parecer desbordantes, y más si tienes un gran número de alumnos, se facilitan hoy en día gracias a plataformas e-learning (LMS), como evolCampus donde se concentra toda esta actividad del curso, ahorrando tiempo y esfuerzo a profesores y administradores.

Otros artículos

Comienza a impartir formación online con el mejor LMS

El sistema más sencillo con todo lo que necesitas