8 consejos sobre cómo estudiar un curso online

8 consejos sobre cómo estudiar un curso online
Tabla de contenidos

Muchas personas se matriculan en formaciones a distancia, pero realmente no saben cómo estudiar un curso online.

¿Qué tal si les echas una mano? Completar un ciclo puede resultar facilísimo, así que aprovecha esta lectura y traslada a tus alumnos estos consejos para hacer un curso online sin esfuerzo.

¡Consigue que la desconcentración o la poca costumbre no sean un problema en el aprendizaje e-learning, y haz que expriman al máximo (y con ganas) sus estudios!

8 consejos para que tus alumnos dominen el ‘e-aprendizaje’

8 Consejos para que tus alumnos dominen el ‘e-aprendizaje’

De entrada, queremos ofrecerte unos consejos para que tus alumnos sepan cómo estudiar un curso online.

Por un lado, te hablaremos de algunos relacionados con la forma de trabajar. Por otro, de los relativos al desarrollo de aptitudes personales.

Si bien es cierto que el e-learning ofrece una serie de ventajas sobre la educación convencional, la misma flexibilidad que brinda, demanda de mucha más responsabilidad y planificación por parte de los aprendices.

Y es que, a pesar de que sea una modalidad muy cómoda, hay que trabajar duro, adquirir técnicas de estudio online y cumplir las metas fijadas de antemano.

¡Nada que no pueda conseguirse con estos consejos! 

Controlar el proceso de aprendizaje

Esto es, perseguir la metacognición. En pocas palabras, se trata de una habilidad de automotivación, iniciativa y responsabilidad que deben desarrollar los alumnos a la hora de estudiar y que los llevará a reflexionar sobre cómo y qué aprenden.

Gestionar el tiempo

Asimismo, no saber administrar el tiempo es como estudiar un curso online sin ordenador.

Es decir, los alumnos deben planificar bien sus horas para poder compaginar la formación con el resto de tareas de su día a día. Por lo que, si trabajan o tienen una familia de la que ocuparse, necesitarán elaborar un plan de estudio antes de comenzar y tratar de seguirlo de manera estricta.

Participar y trabajar de forma colaborativa

Para aprovechar la formación online, tus aprendices deben saber trabajar en grupo y hacerlo bajo el método elearning. En otras palabras, han de servirse de las herramientas tecnológicas actuales y participar de ellas para abrirse al conocimiento y a los compañeros.

A la hora de estudiar a distancia, el trabajo en equipo es quizás un poco más difícil de entablar. Básicamente, porque no tienen la oportunidad de hablar y conocer en persona a sus compañeros.

Por tanto, será mejor que, desde el inicio, ayudes a los alumnos a empatizar con la clase. Al respecto, hay algunas dinámicas para romper el hielo, también conocidas como icebreakers, que puedes emplear en el aula para derribar las vergüenzas y acercarlos con sutileza.

A su vez, sería estupendo que estipularas actividades que fomenten esa participación haciendo uso de los distintos canales que suministran las plataformas e-learning para tal fin (chat, mensajería, foro…). 

Establecer sus propias metas

Del mismo modo, han de ser capaces de fijarse metas, más allá de colgarse una titulación o un certificado oficial. En concreto, tienen que trazarse unos objetivos sobre cómo estudiar un curso online (y, así, les resultará más simple elaborar, seguir y cumplir ese plan de estudios que comentamos).

Por consiguiente, asegúrate de que están atentos a su agenda y al timing y sepan cuándo tienen que entregar los trabajos o hacer exámenes.

Además, sugiéreles la elaboración de un horario en el que vayan planificando qué temas o puntos estudiarán cada día.

Saber expresarse de forma escrita

Expresarse de forma escrita al estudiar un curso online

Al tratarse de un curso a distancia, la forma de comunicarse con el resto de compañeros o con el tutor, suele ser a través de chats, blogs, foros o correos electrónicos.

Por ello, han de saber comunicar lo que realmente quieren decir mediante el texto escrito. De lo contrario, les resultará complicado trabajar en grupo y aclarar las dudas.

Seguir las normas de la comunidad

Una plataforma e-learning es como una pequeña red social. Al igual que en un aula hay normas, como el turno de palabra o el respeto a los compañeros, en las plataformas también las hay.

Es cierto que no parecen tan claras como en la enseñanza presencial, pero en esta modalidad de aprendizaje el respeto de cuantos acceden a los cursos se sobreentiende.

Interactuar con el profesor

En la formación presencial, hay muchos alumnos que optan por pasar desapercibidos y no son capaces de plantearle las dudas al profesor. Incluso tratan de aclarar su confusión con la ayuda de otros compañeros.

Sin embargo, a la hora de esclarecer asuntos peliagudos sobre el temario, puede que lo mejor sea preguntarle directamente al profesor.

Así pues, será vital que los aprendices se marquen como reto prioritario el hecho de participar (sin miedo) mediante correos y en las clases en directo.

No importa el canal que utilicen, siempre y cuando se vengan arriba y tomen el control de sus estudios.

Estudiar la teoría con antelación

Igualmente, deben estudiar y comprender los bloques teóricos antes de clase.

Si bien es cierto que el e-learning prioriza más la parte práctica y permite amoldar el curso a las necesidades de los alumnos (aprendizaje adaptativo), no quiere decir que la carga teórica no tenga un papel importante. ¡Por supuesto que hay que dedicarle tiempo!

De hecho, el alumno debe hacerlo por su cuenta para aprovechar la mayor parte de las horas de clase en asuntos más resolutivos.

Por esta razón, es vital que, previamente, lean bien la teoría y, sobre todo, la entiendan, para poder afrontar los casos prácticos de la mejor manera posible.

Influencia del entorno en las técnicas de estudio online

Influencia del entorno en las técnicas de estudio online

Como venimos comentando, el e-learning requiere que los estudiantes sepan administrar su tiempo, tengan una fuerte motivación y posean autodisciplina para completar con éxito sus cursos a distancia.

De igual manera, es importantísimo que, tanto los alumnos como los profesores y desarrolladores del curso, remen en la misma dirección para poder enfocar de forma positiva los estudios y alcanzar, en definitiva, los objetivos establecidos.

Por este motivo, con independencia de las estrategias de aprendizaje e-learning que sigas para lograr tus metas, será crucial que prestes especial atención al entorno. Este será determinante en el rumbo del curso.

El ambiente adecuado para estudiar con el método e-learning

Por supuesto, el lugar de estudio ha de ser un sitio en el que tus alumnos se sientan a gusto, tranquilos y sin distracciones, ya que estas acaban con la concentración y la productividad en segundos.

El móvil, sin ir más lejos, es un recurso interesante para el aprendizaje dentro y fuera del aula (m-learning), aunque no deja de ser una gran interferencia si se usa para otras cosas. Activar el modo ‘No molestar’ en el smartphone puede ser una buena sugerencia.

Al mismo tiempo, recuerda a tus alumnos que familiares y amigos han de respetar las horas de estudio y no interrumpirlas mientras estas se celebran.

Las plataformas de aprendizaje

¿Cómo estudiar un curso online sin una buena plataforma e-learning?

Ya sabes que el e-learning hace posible que un alumno gestione su aprendizaje con autonomía. Pero ¿cómo marcarse su ritmo, si el entorno formativo no le resulta amigable, sino más bien un lastre que rompe por completo con su calendario?

En tal sentido, sería bueno que conocieras cómo funciona la plataforma educativa al detalle e hicieras lo que esté de tu mano para que los aprendices la entiendan y manejen a la perfección.

Naturalmente, si ese espacio les resulta reconfortante y fácil de usar, alcanzarán sus objetivos formativos con agrado y en la mayor brevedad.

Comparte si crees que puede gustarle a alguien

Puede que te interese...

Comienza a impartir formación online con el mejor LMS

El sistema más sencillo con todo lo que necesitas