En estos momentos nuestro proveedor donde tenemos alojados los servidores está experimentando problemas de conectividad que pueden interrumpir intermitentemente el servicio de algunos clientes. Estamos trabajando junto con el proveedor para solucionarlo lo antes posible.

Donde no debes fallar a la hora de crear cursos e-learning, los contenidos son muy importantes

Tabla de contenidos

Crear cursos e-Learning de calidad

La pócima secreta del éxito no existe, aunque eso ya lo habrás comprobado. Seguro que conoces a grandes formadores online que tienen un negocio rentable de cursos e-Learning y, a pesar de trabajar duramente, al tuyo se le está haciendo cuesta arriba. Por eso, en este post te traemos los errores más comunes que los docentes cometen al crear sus productos online. ¡Sigue leyendo y descubre cómo ofrecer la mayor calidad para tus alumnos!

¿Qué no debes hacer en tu curso online?

Inexistencia de interacción. Tus potenciales estudiantes suelen creer que un curso online se realiza en soledad, algo que a menudo les desmotiva y provoca que abandonen la formación. Ten en cuenta que la buena comunicación y la discusión son recursos esenciales para un aprendizaje correcto. Alíate de los mejores formatos en directo para hacer tu contenido más atractivo y permitir que los alumnos te conozcan mejor.

Desconocimiento de la tecnología. Es de cajón, tienes que estar al día de los avances. Muchos de tus alumnos se aventuran a iniciar un curso online cuando tienen poca experiencia en este entorno web. Por ello, debes optar por una plataforma e-Learning sencilla e intuitiva que, a la vez, posea un buen soporte técnico. Una recomendación para crear un buen curso es informar a los estudiantes de los requisitos necesarios para finalizar la enseñanza con éxito (temas de seguridad, conexión, navegadores…).

Transformar un curso presencial en uno online sin más. El e-Learning tiene necesidades, métodos y objetivos distintos a la formación presencial. Por ello, no puedes transportar este contenido a la web sin haber pasado por una serie de valoraciones de adaptación. Los materiales de aprendizaje no deben ser los mismos, pues no se trata de redactarlo y digitalizarlo. No llegará a buen puerto.

No tener claro tu target. No es cuestión de crear contenido y ofrecerlo a quien le interese. Debe haber un trabajo para conocer quién es el alumno potencial de tu curso online y concretar las metas que quieres alcanzar. Tu curso tendrá mayor aceptación si los alumnos pueden adaptarlo a su propia vida y aplicar los conocimientos adquiridos en ella.

Un curso demasiado extenso. Eres todo un experto en el tema y puedes hablar largo y tendido sobre él, aunque tu mejor técnica será ir lanzando pequeñas píldoras formativas. Así, el alumno quedará satisfecho y no le robarás mucho tiempo. Sé específico y apuesta por lo concreto. ¡A veces, menos es más!

La calidad del audio y el video es pésima. Al igual que en una película, en tu curso online serán dos factores de suma importancia. Si tus alumnos no pueden seguir el contenido con facilidad se aburrirán.

No trabajar el marketing. Tienes la necesidad de hacer una promoción correcta en los canales apropiados. Construye tu marca a diario para distinguirte de todos los demás.

Comparte si crees que puede gustarle a alguien

Puede que te interese...

Comienza a impartir formación online con el mejor LMS

El sistema más sencillo con todo lo que necesitas