¿Cómo sacar provecho a las videoconferencias?

Integra las videoconferencias en tu curso e-learning

aprovecha las videoconferencias
Cuando alguien se decide por un curso e-learning una de las características negativas es que no se pueda tener un contacto directo con el docente. Tienen miedo a que debido a la distancia la relación sea más fría y distante, y que no puedan resolver tus dudas de forma directa. Mediante las diferentes opciones digitales con las que se cuenta se puede evitar esta relación tan fría y conseguir acercar los alumnos a los docentes. Las videoconferencias son unas de las alternativas más utilizadas para este fin.

Puntos positivos de las videoconferencias

Con las videoconferencias consigues un contacto a tiempo real con el alumno. Lograrás resolver todas sus dudas al momento, además de conseguir una retroalimentación, pues esas consultas pueden servirte para mejorar en próximos cursos o explicaciones.

La capacidad de poder eliminar las barreras de la distancia y el tiempo son unas de sus grandes virtudes. Obtendrás más cercanía con el alumno y evitarás el sentimiento de soledad y aislamiento que suele producir este tipo de cursos.

Otra de sus grandes opciones es que pueden servir como enlace entre los propios alumnos para trabajos conjuntos o para algún debate. De esta forma se conseguirá crear un ambiente similar al de una clase presencial.

¿Cómo sacar provecho a las videoconferencias?

Para poder realizar un buen uso de esta herramienta lo principal es que sepas utilizarlo a la perfección. Si va a ser la primera vez que lo usas es realmente importante que antes de una videoconferencia real intentes practicar con algún conocido. Esto te permitirá observar cuáles son todas las opciones que ofrece tu programa y si realmente son valiosas. Mediante este ensayo perderás el miedo y te mostrarás mucho más relajado en directo. Con el paso del tiempo, y el uso, observarás cómo te vas familiarizando con el programa.

El objetivo principal es que te muestres natural, para ello también es importante que no se te vean leyendo. Da mayor sensación de seguridad para tu oyente observarte relajado y seguro de lo que estás diciendo. Lo ideal es conseguir que parezca una conversación y no una master clase privada.

Uno de los elementos esenciales que te debes asegurar que funciona adecuadamente, es el micrófono. Para comprobar su estado, si practicas anteriormente podrás observar si falla, cuál es el problema, y cuál es la distancia que necesitas para que se oiga bien.

Es muy importante porque un mal sonido puede distorsionar la explicación y puede evitar que tu oyente te escuche adecuadamente.

Cuando empieces la videoconferencia, al inicio, es aconsejable que comentes que si se escucha mal te lo hagan saber para poder solucionarlo al momento. Con ello puedes evitar que una videoconferencia sea desastrosa y no se pueda aprovechar al máximo.

Otro elemento de gran importancia es la cámara. Es primordial que cuentes con una imagen con la mayor calidad posible. Para ello es importante asegurar una buena posición y una luz adecuada. Lo ideal sería contar con luz natural,  pero una artificial también puede conseguir un gran resultado. Antes de comenzar compruébalo.

Con la cámara se muestra tu aspecto. Es importante que cuentes con una buena apariencia. Piensa que es uno de los pocos momentos en lo que tus alumnos te verán en persona. Muestra una imagen cuidada, aseada y profesional.

Sobre el ambiente, observa qué partes de la sala se ven y si dan una buena imagen. Evita que se muestren espacio desordenados. Si puedes optar por paredes blancas y limpias darán una imagen más profesional.

Respecto a los alumnos, es importante que tengas en cuenta, que igual que a ti te costó tu tiempo habituarte al software de la videoconferencia, a ellos les puede pasar lo mismo. Por ello, una recomendación es que al inicio de la conferencia les ofrezcas una pequeña especialización de su uso y sus funciones. También puedes enviarles una aclaración por email con la explicación escrita como complemento.

Pero debes tener en cuenta que ciertas funciones que te ofrece puede que no las necesites en esta conferencia. Explica sólo aquellas que vayas a necesitar o incluso explícaselo en el momento en el que lo utilices. Piensa que atiborrarles de información al inicio puede provocar que no atiendan a tanta información.

Por último, la relación con los alumnos debe ser clara. Para conseguirlo nada más empezar es importante que dejes claros los temas que se van a tratar. Con esto evitarás preguntas incómodas o que no vayan con el tema que estás exponiendo.

Como un gran complemento para todos los alumnos, es que grabes estas videoconferencias para aquellos que no puedan estar presentes en directo y para que lo puedan visualizar todas las veces que quieran.

Con todos estos consejos no tendrás problema en tus videoconferencias. Conseguirás prestar un gran servicio a tus alumnos que ayudará a conseguir un curso e-learning de calidad.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *