Estilo en tus cursos e-Learning, como definirlos para tus cursos

Tabla de contenidos

Diseña tu línea de estilo en tus cursos e-Learning

Hoy en día el poder de la imagen es absoluto. La primera impresión que nos llega de cualquier objeto, espacio o persona es lo visual, de ahí que sea un valor tan importante. Estamos acostumbrados a un buen diseño web, y esto nace como resultado del desarrollo de una línea de estilo. En tu curso virtual no iba a ser una excepción. ¡Sigue leyendo y descubre cómo personalizar tu contenido!

¿Qué debes tener en cuenta para tu diseño?

Como bien sabrás, la mayoría de docentes virtuales son los encargados de organizar tanto el contenido pedagógico del curso como la elaboración y diseño del mismo, además de su continuo mantenimiento. Un momento… ¿no conoces los conceptos básicos para desarrollar tu línea de estilo? Bueno, para comenzar debes saber que esta guía está relacionada estrechamente con dos factores: el diseño corporativo y la identidad corporativa de la empresa. Es lógico, vas a buscar que tu empresa sea reconocida fácilmente.

Mantener una línea de estilo para un curso virtual contribuye a presentarse en los diferentes formatos de comunicación (anuncios, vídeos, landingpage…) como una sola unidad. Deben incluirse colores, diseño de imágenes, tipografía, entre otros elementos. Estos elementos son utilizados tanto en una comunicación externa (futuros posibles participantes) como en la interna (estudiantes que ya están cursando).

¿Cómo construir tu línea de estilo?

Uno de los factores que debes tener en cuenta durante este proceso es configurar la línea de estilo de manera unitaria y adecuándose al público objetivo. Así, los estudiantes reconocerán la marca, percibirán profesionalidad y se sentirán interesados. Conoce a quién te diriges, así presentarás el contenido de manera correcta. Estos son algunos elementos a considerar:

  • Aplicación de color. Una clave de este punto es manejar una paleta de colores base. Puedes incluirlos en detalles como: fuentes, gráficos, fondos… Elige colores que se complementen entre sí y presta atención al contraste.
  • Una tipografía idónea. Tienes muchas variedades de fuentes a escoger, no obstante, elige una que combine con el mensaje que quieres transmitir de tu marca. Según la escogida, puedes radiar tanto profesionalidad y cercanía como creatividad. Evita aquellas que sean difíciles de leer.
  • Imágenes y recursos gráficos. Suele pasarse por alto, pero es un factor importante. Utiliza fotografías reales que permitan a tus alumnos comprender la situación y relacionarse de mejor manera con el contenido. Ante todo, mantén la concordancia entre la información y la imagen. ¡No olvides la resolución!
  • Plantillas personalizadas. Crea plantillas con un diseño propio. Estas pueden aprovecharse para nuevos cursos, lo que te ahorrará tiempo. Agrega tu logotipo y utiliza los mismos colores que hayas seleccionado para la fuente. ¡Brinda un espacio agradable donde estudiar!

Como has comprobado, la línea de estilo es un recurso más que útil para la docencia virtual. Ten presente que tu curso e-Learning debe mantener visualmente un aspecto uniforme. Adáptate a tus contenidos y logra grandes resultados.

Comparte si crees que puede gustarle a alguien

Puede que te interese...

Comienza a impartir formación online con el mejor LMS

El sistema más sencillo con todo lo que necesitas