E-learning corporativo: guía para implementarlo en 7 pasos

E-learning corporativo: guía
Tabla de contenidos

Ninguna empresa cuestiona la necesidad de impartir formación interna a su personal para lograr el máximo nivel de competitividad. Lo que aún se pone en consideración es la modalidad. Es decir, si hacer e-learning corporativo o quedarse ‘en la caja’ y seguir con el modelo de educación presencial.

Si deseas cualificar a tus empleados de manera práctica, sin apenas esfuerzo y con la mínima inversión, el e-learning corporativo es una gran idea.

Existen muchos motivos para impartir tus cursos de manera online. Los más comunes, mejorar la cualificación de tus empleados, agilizar los procesos internos y disparar el alcance de tu empresa.

Pero, además, hay muchos más que afectan directamente a tu bolsillo.

El e-learning corporativo es una necesidad real

La conciliación de la vida laboral y personal o la rapidez en la formación y en la transferencia del personal al puesto de trabajo son algunas de las grandes ventajas que supone el e-learning para la empresa y el trabajador.

Asimismo, supone un ahorro circunstancial que te conviene adoptar.

Con independencia del volumen y las dimensiones de tu negocio, cambiar de un modelo de formación tradicional a otro a través de internet, de por sí, es un ahorro

Más aún, si cuentas con una compañía con sedes en distintas ubicaciones y precisas realizar acciones formativas en todas ellas.

Observa cuánto te aporta, al respecto, hacer e-learning corporativo:

Eliminas los gastos de emplazamiento y derivados

Con el e-learning corporativo ahorras tiempo en tareas de organización y prescindes de desembolsos por desplazamiento, alojamiento, dietas, etc.  

Descartas el alquiler de espacios y equipos

Una formación rentable también es aquella en la que no tienes que pagar por aulas físicas, mobiliario, ordenadores, etc.

Ahorras en materiales formativos, impresión y distribución

La formación online permite crear o subir los contenidos para que los alumnos los descarguen de forma autónoma. 

De este modo, puedes duplicar tus cursos y reutilizar el material generado para otros venideros.

Recortas en contrataciones extra de personal docente

Una sola persona puede enseñar a un número ilimitado de alumnos, aunque se encuentren en localizaciones geográficas distintas. 

Como podrás imaginar, un imposible en la formación presencial. 

Evitas el gasto derivado por la fuga de talento

Haciendo e-learning corporativo complaces a tus trabajadores, por lo que disminuye la probabilidad de abandono y, con ello, los gastos de selección y formación de un nuevo candidato.

Optimizas la inversión en formación

Podrás impartir cursos en todas tus sedes sin necesidad de movilizar a tus alumnos o contratar más profesorado.

Ahora que reconoces lo valioso que es para tu empresa el e-learning corporativo, descubre cómo efectuarlo de manera sencilla.

Implementa el e-learning corporativo con estos 7 pasos

Guía de E-learning corporativo

Para dar el salto al e-learning y lograr buenos resultados, hay que saber implementarlo. Algo nada difícil si se sabe cómo proceder.

Estudia el tipo de contenidos a impartir, a quién y cómo

Para descubrir las necesidades de formación que hay en tu empresa puedes hacer esto:

Analiza los recursos que necesitas

Ten en cuenta todas las dimensiones involucradas en tu proyecto y nútrete de recursos. 

A su vez, prevé el cambio que puede suponerle al trabajador la formación virtual y anticípate con ciertas acciones de apoyo si se diera el caso. 

Valorado lo anterior, analiza tus recursos tecnológicos y la rentabilidad que puede aportar a tu empresa el e-learning corporativo.

Para poder impartir tus cursos necesitas contar con un lugar donde depositar todo el conocimiento: la plataforma e-learning.

Hay varios tipos de plataformas y, en función de tus exigencias formativas, elegirás la que mejor te convenga.

Lo interesante sería decantarse por un proveedor enfocado en las necesidades de las empresas, ya que muchas están más especializadas en otros sectores y no serán tan precisas. 

Y, por supuesto, apostar por una solución en la nube para que tus trabajadores, empleados o clientes puedan acceder desde cualquier sitio y formarse con toda comodidad.

Elige la plataforma idónea para el e-learning corporativo

Para que la formación a distancia se desarrolle de manera correcta en tu empresa, la plataforma e-learning debe contar con estos requisitos:

Traza un plan de implementación y los objetivos

Define los objetivos que te permitan alcanzar el resultado esperado, tanto estratégicos como operativos.

En este sentido, trata de que sean a corto, medio y largo plazo para poder cuantificar el estado del proyecto en cada fase.

A continuación, traza el plan. Establece cómo será la transferencia de datos, el uso por los distintos departamentos, el lanzamiento y la puesta en marcha, entre otras acciones.

El plan será la hoja de ruta que te guiará a lo largo del proceso.

Dota de contenido el campus con un curso de prueba

Cuando tengas tus cursos preparados puedes subirlos directamente al campus y actualizar los contenidos, si fuera necesario. 

También tienes la posibilidad de generarlos de cero añadiendo textos, imágenes, videos, grabaciones de audio, actividades, exámenes, etc.

Es importante que descubras cómo incidirá este tipo de formación en el día a día laboral y en tus propios empleados

Comunica tu oferta y motívalos a participar

Consigue que tus trabajadores muestren buena actitud con tu apuesta.

Aunque el e-learning corporativo de por sí resulta motivador, ya que se adapta a la situación de cada persona y ofrece muchas ventajas, es vital insistir en el beneficio de la formación que van a recibir

Luego, es momento de enseñarles el campus y guiarles a través de él. 

Este paso es el menos relevante si eliges una plataforma que sea muy sencilla de usar por cualquier persona, controle o no de tecnología. Así, la formación será más fluida y, por consiguiente, la curva de aprendizaje alta. 

Analiza el rendimiento y premia

Existen plataformas que ofrecen la posibilidad de hacer un seguimiento profundo y evaluar el recorrido del alumno durante el curso (cuánto tiempo dedicó a cada lección, el número de conexiones y más información sobre su desarrollo formativo). 

Con esta baza, podrás reunir a tu plantilla e incentivar a aquellos que participaron con éxito, al igual que comunicar las mejoras a quienes no respondieron como esperabas.

Ya conoces los pasos para implementar el e-learning corporativo en tu empresa.

Cuando te apetezca probar una plataforma e-learning, puedes optar por evolCampus. Es una buena opción para gestionar e impartir formación interna.

Comparte si crees que puede gustarle a alguien

Puede que te interese...

Comienza a impartir formación online con el mejor LMS

El sistema más sencillo con todo lo que necesitas